Skip to content

OPLA vs Fuwaku & Xamango

5 agosto, 2018

Todo empezó con una llamada desde el otro lado de la muga, era nuestro amigo Pantxoa Meyranx. Un equipo de japoneses vienen a tierras vascas y quieren compartir con nosotros un ratito de balón oval. En principio, aunque las fechas no invitan a juntar a muchos jugadores, se acepta la propuesta y se pone en marcha el evento.

Para cuando llega la fecha del partido (miércoles 1 de agosto), el plan inicial ha variado un poco para convertirse en un triangular. Y, sorprendentemente, nuestra filas cuentan con más de 30 componentes para participar. Todo un éxito teniendo en cuenta la asistencia a los últimos encuentros… Las labores de Juanan han dado sus frutos y se respira un buen ambiente en el campo de Bera Bera.

La hora fijada para el kick-off son las 19:00h. Los japoneses del Fuwaku Rugby, un club de rugby de los alrededores de Tokyo creado en 1948, son los primeros en saltar al césped. Sólo son 8 los samurais rugbilaris, pero con la afluencia masiva al match por parte del OPLA, no es difícil completar dos equipos para empezar a jugar. Muy a tener en cuenta es que todos los nipones llevan o pantalón rojo o amarillo, distinción más que importante debido a su “dilatada juventud”. Todos y cada uno de ellos superan los 60 años.

El colegiado Sr. Amunarriz pita el comienzo del partido entre OPLA y Fuwaku Rugby. Carreras, risas, placajes, incluso algún que otro ensayo van sucediendo mientras los baionarras del Xamango calientan motores para el segundo match. Los nipones son todo un ejemplo de pundonor, compartiendo campo con jugadores de escasos 40 años y demostrando su saber.

Finalizado el primer partido en el que el marcador muestra la igualada, es el OPLA el que se mide al Xamango en el segundo partidillo. Los de Baiona empiezan marcando distancias gracias a su par de “veteranos” de menos de 20 años. Su escuela francesa es patente a pesar de que los rivales de camiseta azul floreada consiguen equilibrar la contienda para acabar el partido en tablas.

Tras el pequeño descanso, nuestros invitados samurais vuelven a saltar al césped para dar cuenta del Xamango, que a estas alturas ya está un poco más cansado. Al final, excelente tarde de rugby y hermanamiento vasco-nipón que acaba con las habituales fotos post-partido.

A la hora del tercer tiempo los Fuwaku hacen gala de sus años de rugby y deshacen la imagen que todos tenemos de ellos. Para nada son lo serios y reservados que nos cuentan. Se sacan fotos con todos, se implican en compartir charla y cerveza, comen todas las delicatessen que les ofrecemos, e incluso nos brindan un par de canciones ayudados por sus acompañantes femeninas.

Es el momento de los actos protocolarios y los presentes entre los 3 equipos se entregan en un ambiente inmejorable. Un dato a tener en cuenta es que la “Perla” Errandonea ha tenido un pequeño incidente con el plato del OPLA y ha venido “dividido” en varios trozos. Una anécdota que el Loctite ha podido solucionar y que ha dado pie a innumerables comentarios jocosos.

Nuestros nuevos amigos japoneses no han parado de repartir regalitos, con lo que algunos han terminado con pañuelo nipón atado a la cabeza. Ahí es donde todos hemos podido comprobar que el Perdigón de Orio tenía más pinta de ser Perdi San, que acabar como San Perdi. Que para eso falta muuuuuucho…

Anuncios

El rugby conquista La Concha (El Diario Vasco)

28 mayo, 2018

http://www.diariovasco.com/deportes/mas-deportes/rugby-conquista-concha-20180527142356-nt.html

 

http://www.diariovasco.com/deportes/mas-deportes/rugby-infantil-juega-playa-20180527142220-ga.html

Tiempo de agradecer

28 mayo, 2018

Ayer domingo, día 27 de mayo, se celebró el “Kontxako Hondartza Torneoa 2018”. A juzgar por las opiniones recogidas entre cuantas personas participaron en el torneo, desde deportistas hasta familiares, pasando por cuerpos técnicos y directivos, vieron satisfechas sus expectativas.

Una edición más, la celebración de este evento ha supuesto un reto organizativo que bien merece agradecer a las personas que han hecho posible alcanzar los objetivos marcados, desde estas líneas y en nombre de la Asociación de Veteranos de Euskadi – OPLA, deseamos rendir nuestro agradecimiento a:

  • Los participantes por mostrar el respeto, coraje y talento propio de los miembros de la gran familia del Rugby, manteniendo así la esencia que ha hecho posible que sigamos disfrutando del espectáculo de este nuestro querido deporte.
  • Patrocinadores del evento, en especial a Ignacio Pesquera, Super Amara, Gipuzkoako Errugbi Federakuntza, Gamecho&Errandonea, Xabier Rodríguez, Jon Abedul y Coca Cola.
  • Quienes desinteresadamente han empleado, tiempo, dinero, paciencia y gran esfuerzo durante el largo período de gestación del evento.
  • Quienes desde el Ayuntamiento de San Sebastián han facilitado con su gestión la celebración, en especial al servicio de Playas y personal de limpieza.
  • Al servicio médico formado por Mikel Goenaga, Enrique Pérez Ayala, Nerea Aizpitarte y Clara Martínez, un verdadero lujo que ha posibilitado una rápida y eficiente atención de los deportistas accidentados.
  • A los VOLUNTARIOS que han sabido emplearse a fondo para paliar satisfactoriamente las deficiencias e imprevistos que han surgido durante la jornada.

Eskerrik asko, denori.

Nuestro NO AGRADECIMIENTO es para quien robara el teléfono y la mochila, de dos voluntarios en los prolegómenos del torneo, aprovechando que estos se encontraban trabajando en la organización.

Desde el punto de vista de los datos, cabe destacar que:

  1. Han participado 611 entusiastas deportistas de entre 8 y 14 años. Educados por más de 100 entrenadores y entrenadoras, entregados a la difícil tarea de formar personas desde los valores que identifican nuestro deporte.
  2. Han participado 16 clubes de diversas procedencias, uno de Iparralde, uno de Aragón, uno de Madrid, uno de Nafarroa, uno de La Rioja, uno de Araba y 10 de Gipuzkoa.
  3. 40 voluntarios han trabajado azarosamente en la preparación del tercer tiempo, tanto del estamento de jugadores como del de técnicos y directivos.
  4. Se ha entregado a cada jugador una camiseta conmemorativa del torneo, un bocadillo, una pieza de fruta, una botella de agua y un refresco.
  5. El tercer tiempo para árbitros, entrenadores y directivos, se ha dispensado en el incomparable marco de la bahía, desde el voladizo de la Rotonda de los Relojes. Se han reunido en torno a la mesa a 120 personas que trabajan día a día para difundir entre nuestros jóvenes la ilusión por practicar el Rugby.
  6. La jornada se cerró con la acostumbrada comida de hermandad a la que pudieron asistir 32 hambrientas y sedientas personas, que dieron cumplida cuenta del banquete preparado por nuestro chef de cabecera Iñaki Goenaga y su equipo de infatigables colaboradores.

El presupuesto ha alcanzado los 6,500 €. Pese a no ser lo más importante, el aspecto económico a veces determina la consecución de objetivos de mayor relevancia. Sin duda, la promoción del Rugby entre el cada vez mayor número de niñas y niños, es el objetivo perseguido por nuestra asociación, como parte de su ideario estatutario, intentando devolver de esta forma, una pequeña parte de lo mucho que este deporte nos ha brindado a lo largo de nuestra vida.

¡Nos volvemos a ver el año que viene!

Convocatoria Asamblea Ordinaria 2018

20 mayo, 2018

Estimado amigo:

Por la presente te comunico que el próximo día 26 de mayo, sábado, a las 10:45 horas en primera convocatoria y a las 11:00 en segunda y última, dará comienzo la Asamblea Ordinaria de la Asociación de Veteranos de Euskadi – OPLA, en los locales de la sociedad Gastronómica, sita en la Subida al Castillo, de la Parte Vieja, con el siguiente orden del día:

  1. Enumeración de los asistentes
  2. Lectura del acta de la anterior asamblea.
  3. Informe del Presidente.
  4. Informe de Tesorería.
  5. Actividad deportiva de la temporada 2017-18.
  6. Tokatas y partidos
  7. Proyecto de temporada 2018-19
  8. Viaje anual. EGORF Split 13-16 junio 2019.
  9. Viaje quinquenal. Japón 2019
  10. Renovación de cargos.
  11. Ruegos y preguntas.

Con posterioridad se celebrará la ya tradicional comida de hermandad en la misma Sociedad Gastronómica, con el menú: Entremeses, Menestra de verduras, Carrilleras en salsa y postre de la casa.

En caso de que desees incluir algún tema de interés, puedes ponerte en contacto conmigo por este medio para incluirlo en el orden del día. Si alguno de los platos del menú planteara problemas para tu salud, por favor, háznoslo saber para solucionarlo con tiempo.

POR RAZONES OBVIAS NECESITAMOS SABER SI ACUDIRÁS O NO A LA COMIDA, ASÍ ES QUE TE RUEGO QUE CONTESTES A LA MAYOR BREVEDAD POSIBLE A LA CONVOCATORIA TANTO EN UN SENTIDO COMO EN OTRO.

A la espera de tus noticias, se despide de ti, no sin antes trasladarte mi sentimiento de  consideración y afecto en nombre de la Junta Directiva.

Javier Blanco
Secretario General

VI Torneo Kontxa 2018

13 abril, 2018

Hola amigo:

Como viene siendo habitual, la organización por parte del OPLA del Torneo Kontxa para jugadores de categorías inferiores, nos brinda la posibilidad de contribuir a la promoción del rugby y de esta forma intentar devolver un poco de lo mucho que nos ha aportado este deporte a lo largo de nuestras dilatadas vidas.

Este año el Torneo se celebrará el día 27 de mayo, domingo. Como bien sabes, toda ayuda es poca. Te invito a participar de algún modo en la celebración de este acontecimiento, ya que sin tu ayuda no se podría llevar a cabo. Este año se dan algunas novedades de las que serás puntualmente informado.

Al igual que en pasadas ediciones después del torneo celebraremos una comida de hermandad a la que también puedes asistir. En caso de estar interesado en participar en la comida, por favor confírmalo poniéndote en contacto conmigo y especificando:

– Si puedes ayudar en la preparación del torneo, el viernes 25 o el sábado 26 de mayo.

– Si puedes ayudar en la celebración del torneo, el domingo 27 de mayo.

– Si asistirás a la comida del día 27 a las 15:00 horas.

Te agradezco por anticipado tu pronta respuesta.

Aprovecho la ocasión para trasladarte, en nombre de la directiva, mi testimonio de consideración y afecto.

Javier Blanco

Secretario General

Las Vegas: rugby time

5 marzo, 2018

Ahora que ya estamos instalados en Las Vegas, es hora de disfrutar de rugby de primer nivel. En los próximos tres días se disputa la Seven World Series en esta ciudad y ésta ha sido la excusa perfecta para montar el viaje.

Aprovechamos la mañana para hacer algo de shopping, visitar algún outlet y volver a juntarnos en el hotel. De allí andando al hotel de al lado (Excalibur), para tomar los autobuses lanzadera que nos llevan/traen al estadio en menos de media hora. De hecho, el estadio no está propiamente en Las Vegas, sino en la vecina población de Henderson.

¡¡Y comienza el espectáculo!! Los partidos se van sucediendo y empezamos a disfrutar del auténtico Seven. Por poner algún pero, no podemos olvidar que los americanos debieron de dejarse la puerta abierta. Con lo que la corriente heladora nos hizo pasar frío a pesar de estar a pleno sol.

Y quizás eso también hizo que al llegar la noche, la mayoría del grupo decidiera descansar y meterse a la camita a la hora de Telerín. La “alegre” noche anterior y el frío hizo mella, ya te digo…

Al día siguiente amanece algo más nublado y no dudamos en llevar toda la ropa de abrigo posible al estadio. No queremos quedarnos pajaritos como ayer. Partidos y más partidos, jugadas de increíble calidad que consiguen sorprender a la grada. Y es una grada con ganas de pasarlo bien, con mucha gente disfrazada y donde la pantalla del estadio da juego en los tiempos muertos.

Una vez terminados los partidos de grupo, hay un pequeño receso donde la gente aprovecha para comer y beber en la campa habilitada en el exterior del estadio. Diferentes puestos de comida internacional, tienda oficial del torneo, concierto, juegos… Todo lo necesario para que la gente lo pase genial.

Llega la hora de que empiecen los cruces y hacer una pequeña porra para acertar el ganador y finalista del torneo. Por 5 dólares, cada uno hace su apuesta. Para cuando termina la jornada, algunos ya han quedado fuera de la pugna, pero habrá que esperar a mañana para saber el ganador, tanto del torneo como de nuestra porra.

Vuelta al redil del hotel, para salir todos juntos a cenar. Y a pesar de tener reservada la cena en otro hotel cercano (Mandalay Bay), es increíble como se lo montan aquí para que casi no tengas que pisar la calle. Cuanto más tiempo estés dentro, más posibilidades de que te gastes el dinero en ellos y sus ruletas, etc. O sea que, por pasarelas, galerías y demás, llegamos al Mandalay Bay y hay que buscar el restaurante. Desaparecen las indicaciones y tenemos que dividir el grupo en varios frentes para encontrarlo…

Una vez en la mesa, el “filet minuit” es el protagonista de la cena otra vez… se ve que le hemos cogido gusto… Entre vinos, aperitivos y demás, la cena sale algo más cara de lo esperado, pero la txartela del OPLA lo soluciona. Veremos más adelante si el señor tesorero arregla la cuentas.

Y ya nos topamos otra vez con la noche de Las Vegas. Alguno se retira, otros juegan un rato la ruleta (según dicen, con beneficios), incluso también aparece el jarabe y alguna medicina vegetal, que debe ser legal en Nevada. Bailoteos, chicas y cerveza, para acabar como acaban las parrandas en esta asociación.

Mañana siguiente con cierta resaca, para abandonar las inmensas habitaciones del hotel. Dejamos las maletas recogidas en una habitación del lobby. Vuelta al estadio parar presenciar los importantes partidos de hoy. Prometen mucho y no defraudan, aunque salta la sorpresa en algunos cruces y va a resultar una final en la que solo 4 de nuestros apostantes pueden llevarse la pasta. Fiji y Sudáfrica, que estaban realizando el mejor rugby del torneo, caen para dejar paso en la final a USA y Argentina. Para alegría de los presentes, los locales se llevan el torneo ganando con claridad a los pumas. Y entre los nuestros la porra se la lleva Lalo, con lo que vuelve a casa con 80 dólares más.

Termina el torneo y va acabando también nuestro periplo por estas tierras. Es hora de volver al hotel, coger las maletas y pedir unos Uber para ir al aeropuerto. Pero… Oh my god!! Cuando salimos a pedir los Uber, una pedazo limusina negra aparcada nos dice que si queremos nos lleva. Por 85 dólares dice que entramos todos con nuestras maletas, y razón no le falta. Eso sí, nos encajamos como sardinas para realizar el trayecto bajo luces led de colores al ritmo de “despacito”. Una curiosa forma de acabar nuestra estancia en Las Vegas, para posteriormente realizar el largo trayecto hacia Bilbao vía Londres.

¿Vamos pensando en la siguiente escapada?

¿Pero que río es este?

2 marzo, 2018

La mañana amanece fresquita sobre el Gran Cañón. A las 7 de la mañana la temperatura es de -6°C, pero una ligera brisa hace que parezca más gélida. La idea es ver amanecer y luego ir en coche hasta el comienzo del trekking hacia el fondo del cañón, pero la desinformación ha hecho que parte del grupo desayune y otros no. Y eso ha crispado el humor de algunos. Nada grave, no llegará la sangre al río, más que nada porque queda muy abajo en el cañón, jeje.

Con algo de retraso tiramos hacia el trekking, para tomar el Kaibab Trail hacia el fondo del Cañón. El sendero, estrecho y con partes heladas, hace que algunos demuestren lo aprendido en las Olimpiadas de invierno en patinaje artístico. Mención especial para Kopi que ha logrado un 9,80 con un “spagat carpado con doble tirabuzón”. Ander también lo ha intentado y un lesión por impacto en el glúteo derecho ha impedido que pudiera optar a medalla. En fin, que el sendero estaba peligrosillo y había que bajar con cuidado.

Fotos y más fotos en este espectacular paraje. El sol ya ilumina parte del cañón y la roca adquiere todas las tonalidades y colores desde el naranja hasta el ocre. El frío ya se va pasando según giramos en un recodo y quedamos fuera de las sombras.

Al final, bajamos en casi dos horas hasta un lugar llamado Skeleton Point, donde logramos divisar el río Colorado al fondo del cañón. Es momento de reponer fuerzas a base de chocolate, frutos secos y galletas. Y sin que sirva de precedente, creo que sin nada de jarabe.

Es en ese momento cuando, al que suscribe, se le ha acercado un compañero para preguntar: “Que quede entre tú y yo, pero ¿qué río es este?”

Ahora toca sudar y desandar todo lo bajado. El grupo empieza la subida a un ritmo endiablado, para poco a poco ir perdiendo elementos por cola de pelotón. Mira si seremos burros, que la subida la hemos realizado en menos tiempo que la bajada. ¡¡Ahí se demuestra la capacidad de este equipo!!

Vuelta a los coches y rumbo a Las Vegas. Son casi 4 horas de carretera y cada coche se las arregla para comer, echar gasolina o lo que sea menester. Unos se han metido un buen menú de carretera, otros han comido perritos calientes, conducir por la Ruta 66, etc.

Ya reagrupado el equipo en el Luxor Hotel, es hora de salir a conocer la parte más antigua de Las Vegas, donde los equipos que van a participar en el Seven hacen un desfile. Allí hemos flipado con la envergadura de los fijianos o el cariño que tiene la gente a los samoanos o keniatas. Y de como se lo montan los americanos, todo a lo grande. Y tras el “Parade”, empieza la noche. Poco se puede contar ya que, entre jarabe, cervezas y tequilas, la noche de vuelve un poco opaca…