Skip to content

Entrañable homenaje a Txiki y Luis

7 marzo, 2016

Prometía ser un día entrañable en lo relacionado con la amistad y borrascoso en lo meteorológico. En medio de una lluvia torrencial, a las 10 de la mañana, comenzaron a hacer acto de presencia los directivos del OPLA, en los alrededores del Miniestadio Kote Olaizola. Se dispusieron los primeros preparativos para dar la bienvenida a los asistentes.Con los nervios propios de lo que supone una gran cita para todos, fueron llegando con cuentagotas, somnolientos jugadores y espectadores. Tras los consabidos apretones de manos, abrazos y besos (nos estamos afrancesando pese a algunos), unos se dirigieron al vestuario y otros se acomodaron en la grada.

Se entregaron con orden y júbilo los polos conmemorativos del 40 aniversario de fundación del OPLA. Si bien hace 40 años, la perpetuación de un movimiento de amistad en torno al rugby, no constituyó en sí misma un objetivo, el tiempo ha pasado inexorablemente de forma que la huella dejada permite observar la Asociación como una “unidad de destino en lo universal” (sic). Ahí estaban dos de los orgullosos fundadores, Alberto y Txapino, a falta de azafatas, ofreciendo una sonrisa a los asistentes.

En el vestuario se palpaba el nerviosismo. En una atmósfera cargada por la mezcla de olores propios de rituales ancestrales, impregnando los cuerpos con productos descatalogados que solo pueden encontrarse en la bolsa de deporte de un veterano. Finalmente 27 aguerridos jugadores respondieron a la cita. No era el mejor día para ponerse de corto, pese a lo cual, con puntualidad británica, a las 12:00 (sin ángelus por la anunciada ausencia del Padre Pesquera) formando entre todos una piña, comenzaron a evolucionar sobre un terreno de juego, en general, en perfectas condiciones pese a la cantidad de agua caída. Se balizaron dos campos bajo la supervisión del Sr. Nieva, (como dice el Sr. Goenaga: ”Kopi es el responsable de los conos”). En un campo se enfrentaron 6 contra 7 y en el otro 7 contra 7. Cielo plomizo y chaparrones esporádicos fueron alternándose con destellos de juego de gran nivel que provocaron que, por momentos se abriera el cielo. Constantes apoyos del numeroso público asistente, rendido ante el espectáculo, dieron alas a los jugadores, haciendo olvidar el infernal tiempo reinante.

A los primeros compases de juego, D. Mikel Jaurrieta, afamado “rugbier” comenzó a dar muestras de fatiga y dolor pectoral. Desde un principio llamó la atención de sus compañeros, dado que nunca antes había reflejado problemas físicos, es más, siempre fue un ejemplo de pundonor y constancia en su lucha por la victoria. El problema captó el interés del Dr. Goenaga que ordenó su traslado inmediato a un centro hospitalario. La rápida intervención se justificó en el Hospital, se trataba de un infarto. Rápidamente corrió la noticia como un reguero de pólvora. La preocupación marcó los rostros de todos durante todo el día. Las noticias eran esperanzadoras ya que se le había cogido a tiempo. El lunes está mejor y continúa su tratamiento que podemos seguir detalladamente a través de Whatsapp. Como siempre, la providencial presencia del Dr. Goenaga, no solo por lo rugbístico, que también, fue decisiva.

A las 13 horas, tal y como estaba reprogramado, se procedió al homenaje a nuestros amigos Txiki Azkune y Luis Iraregi. El Lehendakari, más locuaz de lo habitual, dedicó unas palabras ante la multitud. Palabras que hicieron humedecer los ojos de los presentes, todavía emocionado, hizo entrega a Carmen y Gemma en presencia de familiares y amigos, de un ramo de flores y un cuadro con la camiseta de juego con una dedicatoria que ayudará a mantenerles siempre presentes en nuestros corazones.

Tras una lágrimas, besos y abrazos, también una reconfortante ducha, y todos a la sidrería. El viaje en Autobús Imaz, fue tan plácido a la ida como a la vuelta, como no podía ser de otra manera, dependiendo del ilustre conductor y segunda línea, Sr. Imaz. Una vez en Egi Luze todo discurrió según lo previsto, comer y soplar a destajo. La crónica posterior la dejo en manos de cada uno, ya que de todos es sabido que los chismorreos de los demás no despiertan especial interés en nuestras crónicas.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: