Skip to content

OPLA vs Gaztedi

19 febrero, 2017

Tras muuuuuucho tiempo sin disputar partido alguno, ayer fue tarde de reencuentro con botas, casco, bucales, esparadrapos y demás enseres rugbísticos. Dejamos todos los trastos ortopédicos en el vestuario y saltamos al campo para medir nuestras fuerzas con el Gaztedi. Y ese campo de Bera Bera reacondicionado de césped hace escasos meses, está mejor que antaño pero deseoso de lluvias más persistentes. Pero bueno, como decía Jack el destripador, vamos por partes.

Entre una cosa y la otra llevábamos meses sin disputar partidos. Unas veces por falta de quorum nuestro, otras por que el rival tampoco tenía los componentes necesarios y/o por imprevistos varios, ha ido pasando el tiempo y nuestro pico de preparación física ha tocado fondo. Sí que es verdad que algunos no han tenido ese pico muy elevado en años, pero qué le vamos a hacer… lo supliremos con su calidad humana… Y esa falta de rodaje se notó durante el partido.

Con la ayuda de varios veteranos del Bera Bera no habituales en las filas del OPLA, 19 valientes guerreros afrontaban la batalla contra los 17 contrincantes llegados de tierras patateras. La buena tarde de sol hacia presagiar un bonito encuentro. Y así empezamos la contienda sobre el pitido inicial, deslizándonos cual bailarinas silfídeas para ejecutar la habitual “bicicleta” al saque del equipo rival. Risas y sorpresa en sus caras ante semejante demostración de poderío en su ejecución y compenetración.

Y así comenzó un partido con alternancia en la posesión del balón, donde los gasteiztarras pronto demostraron su valía ganando metros y posando el oval tras la línea de ensayo. Equipo grande el que teníamos delante, al contrario que nuestro remozado equipo con un quince relativamente joven pero poco trabajado. La falta del habitual staff técnico en la banda hizo que los cambios se realizaran con presteza pero con un criterio quizás desacertado.

Dos tiempos de 25min fueron suficientes para quedar patente que hay trabajo que hacer antes del EGOR de junio. Volveremos a recuperar ese pico de forma física necesario para dejar boquiabiertos a los anfitriones lisboetas, ya que en técnica individual y táctica de equipo pocos equipos habrá en el mundo mundial con nuestra tantas veces demostrada solidez.

Tras la ducha de rigor, los dos equipos disfrutamos de litros de frío zumo de cebada y el afamado ágape que el Chef Juananttonio organizó para terminar la tarde moviendo el bigote: Txistorra, morcilla y costilla fueron los únicos alimentos que se salían de la dieta macrobiótica que seguimos a rajatabla.

Lo importante, como siempre, haber disfrutado del rugby y no resultar lesionados… ¡¡Que no es poco!! La semana que viene volveremos a los terrenos de juego para compartir oval junto al Universitario de Bilbao. Ya sabéis, mientras no haya cambio de planes, kick-off el 25 de febrero a las 15h en el Miniestadio Kote Olaizola. Buena ocasión para que los que no se visten de corto vengan a criticarnos y compartir una tarde de rugby con nosotros. Os echamos de menos en la banda.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: