Skip to content

OPLA vs Fuwaku & Xamango

5 agosto, 2018

Todo empezó con una llamada desde el otro lado de la muga, era nuestro amigo Pantxoa Meyranx. Un equipo de japoneses vienen a tierras vascas y quieren compartir con nosotros un ratito de balón oval. En principio, aunque las fechas no invitan a juntar a muchos jugadores, se acepta la propuesta y se pone en marcha el evento.

Para cuando llega la fecha del partido (miércoles 1 de agosto), el plan inicial ha variado un poco para convertirse en un triangular. Y, sorprendentemente, nuestra filas cuentan con más de 30 componentes para participar. Todo un éxito teniendo en cuenta la asistencia a los últimos encuentros… Las labores de Juanan han dado sus frutos y se respira un buen ambiente en el campo de Bera Bera.

La hora fijada para el kick-off son las 19:00h. Los japoneses del Fuwaku Rugby, un club de rugby de los alrededores de Tokyo creado en 1948, son los primeros en saltar al césped. Sólo son 8 los samurais rugbilaris, pero con la afluencia masiva al match por parte del OPLA, no es difícil completar dos equipos para empezar a jugar. Muy a tener en cuenta es que todos los nipones llevan o pantalón rojo o amarillo, distinción más que importante debido a su “dilatada juventud”. Todos y cada uno de ellos superan los 60 años.

El colegiado Sr. Amunarriz pita el comienzo del partido entre OPLA y Fuwaku Rugby. Carreras, risas, placajes, incluso algún que otro ensayo van sucediendo mientras los baionarras del Xamango calientan motores para el segundo match. Los nipones son todo un ejemplo de pundonor, compartiendo campo con jugadores de escasos 40 años y demostrando su saber.

Finalizado el primer partido en el que el marcador muestra la igualada, es el OPLA el que se mide al Xamango en el segundo partidillo. Los de Baiona empiezan marcando distancias gracias a su par de “veteranos” de menos de 20 años. Su escuela francesa es patente a pesar de que los rivales de camiseta azul floreada consiguen equilibrar la contienda para acabar el partido en tablas.

Tras el pequeño descanso, nuestros invitados samurais vuelven a saltar al césped para dar cuenta del Xamango, que a estas alturas ya está un poco más cansado. Al final, excelente tarde de rugby y hermanamiento vasco-nipón que acaba con las habituales fotos post-partido.

A la hora del tercer tiempo los Fuwaku hacen gala de sus años de rugby y deshacen la imagen que todos tenemos de ellos. Para nada son lo serios y reservados que nos cuentan. Se sacan fotos con todos, se implican en compartir charla y cerveza, comen todas las delicatessen que les ofrecemos, e incluso nos brindan un par de canciones ayudados por sus acompañantes femeninas.

Es el momento de los actos protocolarios y los presentes entre los 3 equipos se entregan en un ambiente inmejorable. Un dato a tener en cuenta es que la “Perla” Errandonea ha tenido un pequeño incidente con el plato del OPLA y ha venido “dividido” en varios trozos. Una anécdota que el Loctite ha podido solucionar y que ha dado pie a innumerables comentarios jocosos.

Nuestros nuevos amigos japoneses no han parado de repartir regalitos, con lo que algunos han terminado con pañuelo nipón atado a la cabeza. Ahí es donde todos hemos podido comprobar que el Perdigón de Orio tenía más pinta de ser Perdi San, que acabar como San Perdi. Que para eso falta muuuuuucho…

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: