Skip to content

Primer día de partidos

14 junio, 2013
by

A pesar de que el despertador ha sonado mucho antes de lo que la mayoría quisiéramos, la tropa estaba puntualmente en pie para dar cuenta del desayuno del buffet. Caras distendidas, enfocadas en los partidos que tenemos que jugar, pero desenfadadas contando las anécdotas que la noche praguense nos hizo vivir.

Para cuando nos damos cuenta ya tenemos a nuestra guía Mónica a la espera del autobús. Unas pocas compras del comando de intendencia para acompañar a las delicatessen vascas que hemos traído y salida hacia los terrenos de juego donde se jugará el torneo. Compartimos el bus con un equipo alemán (de Potsdam) que se aloja en nuestro mismo hotel y recorremos los 30km que separan Praga de Ricany.

La primera impresión de los campos de juego es que están en perfectas condiciones. Los tres tienen una hierba bien cuidada y la llovizna que está cayendo los hace apetitosos de disfrutar. No tardamos mucho en hacernos fuertes en una de las gradas, el comando de intendencia hará su labor allí mientras el resto comenzamos a calentar. El primer rival del día son los Cissou Boys de Montpellier, con los que comenzamos a jugar sobre las 10:00h. A pesar de ser gabatxos (sin acritud) y tener una planta respetable, no tardamos en desplegar nuestro amplio abanico de florituras y lograr algunos ensayos. Es lo bueno de tener una amplia convocatoria, los cambios se van sucediendo a lo largo del partido y la calidad del equipo no se resquebraja. Como bien sabéis todos el resultado final ha sido de empate, a pesar de haber demostrado que el equipo tiene potencial suficiente para lograr amplios triunfos.

Una vez cumplida nuestra primera etapa del día, es hora de tomar descanso a base de buena hidratación y disfrutando del resto de partidos. El siguiente match no es hasta las 13:45h, tiempo de sobra para degustar los envidiables embutidos de Kap y los inestimables caldos de Rioja que la intendencia nos ha preparado. Va llegando la hora del siguiente partido y los que nosotros pensábamos que era un equipo de Zürich resulta estar repleto de ingleses. Los Spring Cows es un equipo joven, muy joven y con una presencia bastante intimidatoria. El partido ha sido bastante duro, con un equipo que no era precisamente ejemplo de fair play. Algún que otro encontronazo ha habido pero, al final del partido, hemos conseguido dejar el marcador en empate otra vez.

Ha dejado de llover a media mañana y el resto de la jornada se ha desarrollado en ambiente jovial, con buen rugby sobre los terrenos y suficientes puestos de hidratación para las gargantas más sedientas. Antes de abandonar los campos, para terminar la jornada, hemos disputado un pequeño partido de rugby a siete contra un equipo de Israel. Ahí sí que no ha habido color y nuestros aguerridos jugadores han demostrado su valía, incluso intentando (sin mucho acierto) jugadas tipo “Parise” de gran dificultad técnica. Es hora de volver al hotel, darnos una merecida ducha caliente y prepararnos para la inmersión que realizaremos sobre la noche praguense.

Ahora nos vamos a cenar a la cervecería U Pinkasu y los detalles que acontezcan esta noche, que seguro que serán muchos, algunos se podrán contar y otros quedarán en el imaginario popular para poder ir creciendo en valía con el paso de los años. Allí nos vamos todos al grito de pivooooooooo…

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: