Saltar al contenido.

Algo más que San Francisco

27 febrero, 2018

El humor y buen ambiente que caracteriza al grupo, ha estado verdaderamente patente en la jornada de hoy. Y eso que la persistente lluvia nos ha amenizado el desayuno, vaya forma de caer…

Pero las nuevas tecnologías decían que iba a parar para las 9 de la mañana… confiaremos… Y así ha sido!! Ya casi no llovía cuando hemos cogido los coches de alquiler para conocer los alrededores de San Francisco. Los chóferes contratados decían llamarse Txapi y Alvarotti, casi tan eficientes como los de Uber.

Tirando millas hemos llegado al puente. Hoy no tocaba el de “Reineta” sino el gran Golden Gate. Paradita tras cruzar el puente para echar una fotos y continuación hacia Muir Woods. Eso sí, todos muy guapos y repeinaditos para la foto.

En una cómoda media hora ya estábamos en el Centro de Visitantes de Muir Woods, un bonito Parque Nacional repleto de sequoyas gigantes. Calzarnos las botas, otra fotito para enseñar a los nietos, un poco de jarabe guatemalteco y comenzamos la pateada.

Hay senderos muy bien señalizados y preparados hasta para sillas de ruedas. Algo muy asequible para este equipo de gente que peina canas y/o frentes muuuuy despejadas. Pero no nos podíamos conformar con eso…

Tras media horita de caminata, las señales han desaparecido por causas aun desconocidas y el sendero seguía en ascenso. No sabemos si por causa del jarabe o no, pero el hecho es que en un momento concreto ha habido que tomar decisiones. Se ha dividido el grupo y alguno seguro que consigue llegar al coche.

Mención especial para nuestro amigo Silver, que según una aplicación de su móvil, está cerca de superar el récord de kilómetros de Forrest Gump. Y lo acredita el doctor del grupo ni más ni menos.

Vuelta a los coches y nos hemos acercado a la costa del pacífico para intentar divisar ballenas. Antes había que llenar el buche y la elección un bar de carretera. Ostras, vino de california, pescadito… No nos privamos de nada.

Al final, según el camarero no debe ser época de avistamiento de cetáceos, por lo que hemos cambiado de plan y hemos tirado hacia Sausalito. Es una de las ciudades que están dentro de la bahía, conocida por sus casas flotantes y con muchas chozas jalonando las colinas. Y el puerto deportivo con muuuuchas embarcaciones.

Vuelta a San Francisco para devolver los coches y salir a disfrutar la ciudad “by night”. Dicen las lenguas que el grupo terminó cenando en Castro, el barrio gay de la ciudad. Veremos como acaba la noche…

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: